Innovación financiera para el desarrollo: lecciones de los barrios marginales de la India

Entre los pobres, las subvenciones para el desarrollo comunitario de base en áreas urbanas pueden producir nuevas formas de emprendimiento. Esta columna describe cómo una red de habitantes de barrios marginales en la India ha gestionado, invertido y mezclado los recursos de estas subvenciones con otras fuentes de financiación, incluidos sus propios ahorros, para aprovechar los recursos y las oportunidades para el desarrollo urbano inclusivo.

Durante un período de tres décadas, una red de habitantes de barrios marginales que viven en ciudades de la India ha recibido $ 19 millones de dólares americanos y los ha convertido en programas de desarrollo por un valor de casi $ 100 millones. Esta red ha proporcionado, en 70 ciudades, refugio a 86,000 familias, servicios de saneamiento a más de 163,000 hogares y préstamos de medios de subsistencia a alrededor de 8,500 familias.

Estamos hablando de la Alianza India conformada por la Sociedad para la Promoción de los Centros de Recursos del Área (SPARC), la Federación Nacional de Habitantes de los Barrios Marginales (NSDF) y la Mahila Milan.

La NSDF se estableció en 1975 para luchar contra los desalojos de barrios marginales. Sus fundadores buscaron una asociación con SPARC, una organización no gubernamental formada en 1984, para trabajar con mujeres pobres de las ciudades; y buscaron también a Mahila Milan, una red de colectivos de mujeres pobres creada en 1986.

En un informe de investigación reciente, explicamos cómo la Alianza India ha aprendido a tomar dinero de gobiernos y donantes, e invertirlo para ganar más dinero; esto ha permitido mejorar los barrios marginales. Sabemos que no se trata de cuánto obtienes, sino de cuánto lo haces funcionar para ti.

El poder de las redes

La Alianza India tiene una prioridad: desarrollar la capacidad de las comunidades locales y aumentar sus redes en las ciudades. Hacemos esto ayudando a que las mujeres pobres ahorren y capacitando a las comunidades para recopilar datos sobre ellas mismas, sus familias, sus asentamientos y sus ciudades.

Estos procesos son los pilares de nuestro trabajo. Son inversiones importantes que nos permiten generar rendimientos e implementar proyectos sostenibles.

Nuestro objetivo es apoyar proyectos que establecen precedentes. Por ejemplo, la Alianza India ha construido inodoros comunitarios en Mumbai y sus áreas adyacentes, que sirven a 750,000 personas. Un conjunto de opciones de diseño imaginativo de las comunidades hizo que el acceso al saneamiento fuera más equitativo, asequible y conveniente para los asentamientos urbanos densos. Estos bloques de inodoros llamaron la atención de las agencias estatales y rompieron el estereotipo de que las comunidades pobres son meros beneficiarios.

Negociando con el estado

Los proyectos de establecimiento de precedentes nos ayudan a captar la atención del estado cuando la simple negociación no funciona. Hemos encontrado que, si queremos un buen saneamiento, agua potable o una vivienda digna, tenemos que decírselo al estado; también tenemos que mostrarle que podemos ayudarle.

Nuestros proyectos de establecimiento de precedentes muestran que los pobres urbanos pueden, colectivamente, ayudar al estado a entregar programas de vivienda y saneamiento. Han permitido que la Alianza India inicie negociaciones más cercanas y definidas entre las comunidades y las agencias estatales.

Muchas agencias estatales ahora reconocen la necesidad de involucrar a los residentes de barrios marginales y colaborar en soluciones útiles para los residentes. Si bien el compromiso profundo de la comunidad puede ser un desafío, los gobiernos encuentran que los proyectos son difíciles de cumplir y de mantener sin él.

Ahora, la Alianza India tiene contratos con el estado, mediante los cuales hace reembolsos de las obras. La organización cuenta con una base de reembolso. Pero, sin importar el tamaño de los proyectos estatales, los reembolsos del gobierno toman tiempo. Algunas veces, los proyectos solo comienzan a ser reembolsados varios años después de su implementación.

 

Por lo tanto, tenemos que encontrar fondos puente para pagar los costos iniciales. Esto ha requerido sofisticadas habilidades financieras.

De tomar dinero a hacer dinero

Inicialmente recibimos generosas subvenciones que solían cubrir nuestros costos hasta que llegaran los subsidios estatales. Pero después de que los proyectos se completaban, el dinero era pagado -a veces con intereses.

Hemos utilizado estas devoluciones para establecer un fondo rotatorio. La Alianza India recurre a este fondo para pagar los costos iniciales de los nuevos proyectos, que nuevamente se devuelven con intereses. Entonces, una subvención se recicla una y otra vez mediante el fondo rotativo, lo cual nos permite construir más casas y baños que si hubiéramos gastado todo en una sola ocasión.

A medida que hemos crecido, ha quedado claro que no podemos simplemente depender de las subvenciones. Por lo tanto, la Alianza India comenzó a pedir prestado a los bancos para cubrir los costos iniciales. Esto requirió formas innovadoras para asegurar a los bancos que reembolsaríamos los préstamos: nuestros donantes nos ayudaron generosamente proporcionando cartas de crédito y fondos de garantía. Si bien el dinero prestado ha sido complicado, nos ha permitido hacer mucho más y de manera mucho más rápida.

También hemos tomado grandes proyectos de construcción, donde los desarrolladores inmobiliarios disfrutan de subsidios financieros y no financieros a cambio de proporcionar viviendas accesibles. Por ejemplo, los desarrolladores pueden obtener permiso para construir un bloque de apartamentos siempre que garanticen que se dará cierta cantidad de esos apartamentos a los habitantes de barrios marginales.

Lo que hemos aprendido

Ahora estamos involucrados en proyectos que podría emprender una empresa de construcción mediana. Hemos establecido alianzas con empresas de construcción que tienen más experiencia y están dispuestas a asumir más riesgos.

La Alianza India continúa enfocándose en nuestra única prioridad: la participación de la comunidad y la capacidad de construcción. Pero gracias a nuestros experimentos financieros precedentes, conjuntamente somos propietarios de los proyectos de construcción y compartimos las ganancias.

Ahora poseemos una amplia gama de instrumentos para la gestión financiera y podemos acceder a múltiples fuentes de ingresos. Más que nunca, podemos llegar a los más pobres e influenciar la política urbana. La Alianza India sigue innovando a medida que escalamos.

 

Autores:

Sheela Patel es la fundadora y directora de SPARC, una ONG comprometida a apoyar la red de federaciones comunitarias en las ciudades indias que trabajan con hombres y mujeres pobres que viven en asentamientos informales. 

Aseena Viccajee tiene dos décadas de experiencia trabajando en SPARC en diversos ámbitos. Actualmente es la directora adjunta, apoya el proyecto y la administración financiera de SPARC y sus organizaciones asociadas, y es parte del equipo que ha innovado los productos financieros destacados en el documento.

Vinodkumar Rao trabaja como consultor en SPARC. Con una formación académica tanto técnica como social, ha trabajado en SPARC durante los últimos 6 años. Apoya la documentación del trabajo de SPARC y sus redes.