Profundizar: inclusión financiera y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Este blog es parte de una serie organizada en conjunto con la decimonovena conferencia de desarrollo global.

¿Cuál es el vínculo entre la inclusión financiera y el desarrollo sostenible, y cómo pueden contribuir la investigación y las tecnologías digitales a mejorar la vida de las personas a través de las micro finanzas y otros servicios financieros? Esta columna, una aportación en el concurso internacional de blogs juveniles de GDN 2019, examina las formas en que la inclusión financiera puede contribuir al progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con el llamado a la acción hacia la “Cero Exclusión, Cero Carbono, Cero Pobreza” al discutir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el papel de la inclusión financiera (particularmente las micro finanzas) crece en prominencia. El acceso a las herramientas financieras para todos puede ser realmente un cambio de juego en todos los aspectos del desarrollo global.

Un estudio reciente muestra cómo la inclusión financiera puede mejorar la preparación para el logro de los ODS para 2030. Al proporcionar a los pobres servicios que necesitan para hacer inversiones y gestionar gastos inesperados, la inclusión financiera puede ayudar a abordar el ODS 1: Fin de la Pobreza.

La inclusión financiera también puede empoderar a los trabajadores agrícolas. Los agricultores con acceso a servicios financieros a menudo producen cosechas más abundantes. Esto se traduce en progreso en el ODS 2: Hambre Cero. Por ejemplo, cuando a los agricultores de Malawi se les depositaron directamente sus ingresos en una nueva cuenta bancaria, gastaron aproximadamente un 13 por ciento más de dinero en equipos y aumentaron el valor de la producción agrícola en un 21 por ciento, en promedio.

La inclusión financiera mejora la salud al proporcionar a las personas la capacidad de gestionar los gastos médicos, que aborda el ODS 3: Salud y Bienestar. Los productos de ahorro también pueden capacitar a las familias para planificar y administrar los gastos de educación, de lo que habla el ODS 4: Educación de Calidad.

Además, las mujeres de los países en desarrollo son más propensas que los hombres a trabajar por cuenta propia y necesitan un mayor acceso a los servicios financieros formales. Los productos y servicios financieros adecuados (como las agencias de crédito para el acceso a crédito, los sistemas móviles de pago por puntos de velocidad, etc.) se pueden utilizar para promover el ODS 5: Igualdad de Género.

Teniendo en cuenta el caso de Sudáfrica, donde el índice de desigualdad Gini es de 0.63 y la tasa de desempleo del 29%, la mayoría de los asalariados con ingresos medios y bajos tienen más de cuatro personas dependientes. Estos asalariados tienen la carga de tener que inscribirse para ayuda médica y cobertura funeraria, no sólo para ellos mismos, sino también para sus dependientes. Estos planes de seguro suelen ser inadecuados: dado que los corredores de seguros convencionales se preocupan más por la cantidad de comisión que ganan por plan de seguro vendido, sobre-aseguran a los clientes en lugar de ofrecer una cobertura que es contextualmente adecuada para sus necesidades específicas.

Además, debido a las domiciliaciones que se deducen para pagar las primas mensuales del seguro, a los asalariados de ingresos bajos y medios les queda poco o ningún ingreso disponible para cubrir las necesidades básicas. Por lo tanto, corren a los bancos por préstamos pequeños (micro). Debido a que los bancos los consideran prestamistas de alto riesgo, a los trabajadores se les cobran altas tasas de interés.

Por ejemplo, un micro prestamista puede requerir hasta 1500 rands a cambio de un préstamo de un mes por valor de 1000 rands. Así que cada mes, el asalariado de bajos ingresos A se endeuda con más crédito para cubrir tanto los compromisos de la prima del seguro como el préstamo de alto costo otorgado por parte del micro prestamista. Este ciclo no sólo tensa a la familia, sino que también amplifica el nivel de consumo y las desigualdades de bienestar en Sudáfrica.

¿Dónde está el margen de ahorro e inversión en un entorno de este tipo? ¿Dónde está el espacio para la cultura y la actividad emprendedora? Las personas están tan sobrecargadas por pagar los préstamos cada mes que todo en lo que pueden pensar es dónde obtener más crédito. Esta inequidad en la provisión de micro finanzas es un factor disuasorio para el crecimiento económico y el desarrollo.

Además, la investigación insta a que se efectúe la digitalización de los servicios financieros. Esto está respaldado por un estudio separado que alienta nuevas investigaciones que exploren temas importantes relacionados con los servicios de micro finanzas. El objetivo es abrir un debate profundo entre investigadores, líderes de instituciones de micro finanzas y los responsables de formular las políticas públicas.

Según los autores, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) son un importante motor en el fortalecimiento de la industria de las micro finanzas. A la luz de la Cuarta Revolución Industrial, el papel de las TIC y los servicios financieros digitales puede avanzar en los ODS. Por ejemplo, la tecnología puede apoyar a las empresas propiedad de mujeres reduciendo los riesgos de robo y reduciendo los costos administrativos.

Otro ejemplo es cómo las agencias de ayuda al desarrollo están empezando a utilizar los servicios financieros digitales para entregar dinero a los sobrevivientes de desastres. En consecuencia, la investigación futura en la dirección del papel y el impacto de las TIC en la industria de las micro finanzas, prestando especial atención a las partes interesadas de la industria y a la cadena de valor de los servicios micro financieros prestados a los pobres y vulnerables, podría ser un complemento significativo del desarrollo.

El impacto de la digitalización en las finanzas ya está madurando. Por ejemplo, más de 30 países tienen modelos PAYGO, que proporcionan servicios de energía fuera de la red a cambio de pagos continuos.

Angaza Design (en Kenia y Tanzania) y Divi Power (en Ghana, Kenia, Namibia, Perú y Somaliland) son dos empresas que han desarrollado paneles solares portátiles que los consumidores pueden pagar durante un período de tres a doce meses a través de una combinación de financiamiento en el punto de venta, pagos móviles y precios PAYGO. Este tipo de financiación innovadora se alinea con la promoción del acceso a la infraestructura: Agua Limpia y Saneamiento (ODS 6) y Energía Asequible y No Contaminantes (ODS 7).

Sin duda, la investigación sobre la inclusión financiera puede proporcionar a las personas los medios para mejorar sus vidas. Promueve el Trabajo Decente y el Crecimiento Económico (ODS 8) a través de un fácil acceso al crédito y otros servicios financieros que facilitan la inversión. La Corporación Financiera Internacional estima que hay entre 360 y 440 millones de micro, medianas y pequeñas empresas formales e informales en todo el mundo, que podrían recibir apoyo financiero para promover la innovación y la industrialización sostenible (ODS 9: Industria, Innovación e Infraestructura).

En un país como Sudáfrica, abordar la desigualdad a través de la inclusión financiera dirige al malestar político y la delincuencia (ODS 10 – Reducción de las Desigualdades – y ODS 16 – Paz, Justicia e Instituciones Sólidas). Los proveedores de micro finanzas, tanto las instituciones de micro finanzas sin fines de lucro como los bancos con fines de lucro, proporcionan servicios financieros que son fundamentales para promover el desarrollo económico en los países en desarrollo.

Pero el microcrédito no ha resultado ser el motor de la innovación que debería ser. El acceso a productos y servicios financieros adecuados para las necesidades únicas de los destinatarios, como cuentas de depósito y ahorro, servicios de pago, préstamos y seguros, pueden traducirse en progreso en el consumo, el bienestar y la actividad económica general.

Para que los ODS se logren, se necesitarán sistemas y estructuras que permitan a las personas desempeñar su papel al abordar los problemas de sostenibilidad a todos los niveles, desde la mujer pequeña agricultora que cosecha cultivos de forma orgánica, hasta la conductora de taxis de mini-bus que quiere cargar su vehículo con energía renovable, hasta el joven artista de la región rural de Sudáfrica que necesita la semilla de financiación para lanzar su pequeño negocio. Existe un vínculo claro entre la inclusión financiera y el desarrollo sostenible.

Específicamente en el continente africano, donde los desafíos son más matizados y varían según la región, el aprovechamiento de soluciones innovadoras para las micro finanzas para dirigir instrumentos y productos financieros relevantes y adecuados puede traducirse en un progreso significativo y sostenible.

Además, la digitalización de los pagos podría incorporar por primera vez a millones de adultos al sistema financiero y a fortalecer la infraestructura financiera digital en las economías emergentes. Sin duda, la investigación específica para facilitar la accesibilidad de la financiación a las personas, incluso en los niveles de ingresos más bajos, es fundamental para el logro de los ODS.

 

Autor:

Sibahle Siphokazi Magadla es un profesional de la economía laboral que ha llevado a cabo investigaciones para la formulación de políticas en países como Sudáfrica, Kenia y Uganda. Sibahle también tiene experiencia en consultoría en los mercados de agricultura, minería, marina y petróleo y gas. 

 

El concurso internacional de jóvenes se organizó en colaboración y con el apoyo de la Alianza de Bonn para la Investigación de la Sostenibilidad y el Stiftung Internationale Begegnung der Sparkasse en Bonn.