Mejora de la política agrícola mediante un mayor uso de pruebas de investigación

El conocimiento obtenido de la investigación ofrece información para mejorar la formulación de políticas agrícolas y fortalecer los sistemas agrícolas nacionales. Pero como explica esta columna, es un desafío establecer conexiones adecuadas entre los investigadores y los responsables de la formulación de políticas. En Nigeria, donde hay mucho por hacer para garantizar que las políticas agrícolas se basen en evidencias científicas, de usarse los conocimientos aquí descritos, habría beneficios significativos en las interacciones específicas sobre la elaboración de las políticas.

Los conocimientos pertinentes de investigación pueden mejorar la formulación de políticas agrícolas y fortalecer los sistemas agrícolas nacionales. Pero hasta la fecha, solo ha habido un estudio, limitado, sobre el uso de la investigación agrícola para este propósito.

Mi investigación se basa en la traducción de conocimiento para la formulación de políticas en Nigeria, una nación agraria y el país más poblado del África subsahariana. Concluye que, desde la perspectiva de los responsables de formular las políticas, es necesario trabajar duro para garantizar que la gestión agrícola se base en evidencias científicas.  

Mi estudio explora si los formuladores de políticas usan el conocimiento generado por los Institutos Nacionales de Investigación Agrícola y cómo lo hacen. Se basa en entrevistas a personas que han participado en la formulación de políticas agrícolas.

Los responsables de formular las políticas afirman estar al tanto de los estudios llevados a cabo por los investigadores en los institutos de investigación, y también aseguran que interactuaron con ellos en las reuniones del comité. Sin embargo, los formuladores de las políticas no revelan realmente un uso sustancial de los resultados de la investigación. Para explicar esta carencia en el uso de evidencias de investigación, los planificadores hablan de la falta de pertinencia, para las políticas públicas, de algunos de los hallazgos científicos; también citan la complejidad del proceso de formulación de políticas.

Las siguientes son algunas recomendaciones para mejorar el uso de la investigación en la formulación de políticas agrícolas.

Alentar a los investigadores de agricultura a realizar estudios de investigación relevantes para las políticas

Los investigadores agrícolas deben ser alentados a realizar investigaciones relevantes para las políticas, con base en las necesidades de las políticas. Deben también estar más alerta sobre cómo sus hallazgos pueden influir en las decisiones de políticas existentes o introducir nuevas direcciones de políticas para la agricultura.

Alentar a los responsables de las políticas a utilizar la investigación para la formulación de políticas agrícolas

Es necesario sensibilizar a los responsables de las políticas sobre la formulación de políticas agrícolas basadas en evidencia científica. Las iniciativas futuras podrían centrarse en apoyar aquellas actividades de transferencia de conocimiento que parecen aumentar las perspectivas de los responsables de la formulación de políticas que utilizan la investigación científica. Para ello, sería útil reunir a los responsables de la formulación de políticas y los investigadores en las reuniones y proporcionar un foro de debate.

El aumento de la conciencia también podría tomar la forma de interacciones más específicas entre los responsables de formular las políticas y los investigadores. Esto puede lograrse mediante talleres sobre la formulación de políticas basadas en la evidencia, con el fin de mejorar la capacidad de los formuladores de políticas para exigir investigación práctica y útil orientada a la planificación agrícola.

Proporcionar capacitación y creación de capacidades a los responsables de la formulación de políticas  

Debería haber eventos de capacitación y otras actividades de formación para que los responsables de las políticas aumenten su apreciación y capacidad de utilizar la investigación. Se ha demostrado que la formación de capacidades para los responsables de las políticas facilita el uso de los conocimientos de investigación en contextos diversos. La investigación muestra que la construcción de la capacidad de los responsables de las políticas para localizar y evaluar la calidad de las investigaciones, aumenta la probabilidad de que las utilicen.

Fomentar interacciones más específicas, como diálogos de políticas entre investigadores de agricultura y responsables de la formulación de políticas

Dado que las interacciones entre los responsables de la formulación de políticas y los investigadores pueden facilitar la transferencia de investigación agrícola para la formulación de políticas, se recomienda que algunas de estas interacciones se orienten hacia el uso del conocimiento de investigación para la formulación de políticas agrícolas. Estas oportunidades mejorarían la comunicación y fortalecerían el intercambio de conocimientos entre investigadores y responsables de la formulación de políticas.

Otros contextos muestran resultados alentadores. Por ejemplo, se han implementado diálogos sobre políticas para mejorar la formulación de políticas basadas en evidencia científica en la asistencia sanitaria en Nigeria. Estas reuniones buscaban que los investigadores y los responsables de la formulación de políticas debatieran cuestiones relevantes para las políticas y que estudiaran como la investigación podría utilizarse.

Hasta la fecha, estos diálogos de política han tenido resultados estratégicos para aumentar el uso de la investigación en la formulación de políticas de salud. Este modelo podría adoptarse en la agricultura.

 

Autora:

Isioma tiene un doctorado de la Facultad de Información y Estudios de Medios de la Western University de Canadá. Su investigación se centra en la traducción de conocimiento, práctica y toma de decisiones basada en evidencia científicas, comunicación académica y cuestiones de privacidad en línea.